0

Agresiones sexuales. Riesgo de reincidencia

En España se presentan al año 1.820 denuncias por agresiones sexuales

Los expertos creen que son muchas más las agresiones sexuales que no se denuncian.

Los datos son de 2014. Cada día se producen tres agresiones sexuales con penetración, una cada 8 horas. Asimismo, se cometieron 10.328 delitos contra la libertad sexual.

Según las encuestas, el 3% de las mujeres aseguran haber sido violadas en algún momento de su vida.

Las cifras más conservadoras hablan de que el 55% de las agresiones sexuales no se denuncian, en ese caso estaríamos hablando de 2.500 violaciones al año.

Los especialistas advierten del uso de drogas que anulan la voluntad, aunque se sea consciente de lo que acontece, es el caso de la burundanga.

El tratamiento busca normalizar en lo posible la vida, enfrentándolas a sus miedos.

Muchas de las víctimas padecen estrés postraumático, sufren alteraciones del sueño, de la ingesta, reviven escenas de la agresión a modo de flashback repetidos, están hipersensibles. La aparición de noticias revive el dolor y el trauma.

Según los estudios del Instituto Nacional de Toxicología, las drogas, denominadas de violación, suponen el 15% de estos delitos.

Las cifras se mantienen bastante estables a lo largo de los años

El número de delitos por corrupción de menores o incapacitados es de 486, y por pornografía de menores es de 725.

Al cierre del año, 3.515 hombres y 78 mujeres cumplían condena de prisión por delitos contra la libertad sexual.

Estos datos son sumativos, incluyendo los de Cataluña que en muchas estadísticas no se contabilizan por tener la competencia de prisiones trasferida.

No se trata de meter miedo, mucho menos de culpabilizar a la mujer poniendo en duda su honestidad ni la veracidad de sus denuncias. Siendo, eso sí, perseguibles las pocas que se verifican falsas, y que, además de dañar al acusado o acusados, dañan a la mujer en general y a la credibilidad de todas ellas.

El 11 de diciembre de 2015, el gobierno aprobó la creación del Registro Central de delincuentes sexuales para que estos 43.000 condenados en firme no puedan trabajar con menores, ni realizar ninguna actividad que implique un contacto habitual con niños o adolescentes.

El Registro incluye cualquier delito contra la libertad sexual, como los abusos sexuales, las agresiones, el acoso, la prostitución o la pornografía con independencia de la edad de la víctima o del condenado.

 

Conoce más sobre nuestros programas con adolescentes: Ginso y Programa Recurra-Ginso.

Javier Urra Portillo

About Javier Urra Portillo

Dr. en Psicología con la especialidad de Clínica y Forense. Dr. en Ciencias de la Salud. Pedagogo Terapeuta. Psicólogo en excedencia voluntaria de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y de los Juzgados de Menores de Madrid. Embajador de la Asociación Iberoamericana de Psicología Jurídica. Profesor en Psicología (U.C.M.). Académico de Número de la Academia de Psicología de España. Patrono de la Fundación Pequeño Deseo. Presidente de la Comisión Rectora del programa recURRA-GINSO para padres e hijos en conflicto. Presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filio-parental (SEVIFIP). Escritor. Contertulio en Medios de comunicación. Primer Defensor del Menor.

FacebooktwitterFacebooktwitter
Javier Urra Portillo

Javier Urra Portillo

Dr. en Psicología con la especialidad de Clínica y Forense. Dr. en Ciencias de la Salud. Pedagogo Terapeuta. Psicólogo en excedencia voluntaria de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y de los Juzgados de Menores de Madrid. Embajador de la Asociación Iberoamericana de Psicología Jurídica. Profesor en Psicología (U.C.M.). Académico de Número de la Academia de Psicología de España. Patrono de la Fundación Pequeño Deseo. Presidente de la Comisión Rectora del programa recURRA-GINSO para padres e hijos en conflicto. Presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filio-parental (SEVIFIP). Escritor. Contertulio en Medios de comunicación. Primer Defensor del Menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*