0

Género y bullying: Cómo se relacionan y qué podemos hacer como padres

Bullying de género:

Bullying de género: Acosada por su identidad

Género y Bullying: ¿Qué relación tiene el género con el bullying? ¿por qué a veces son dispares los datos entre chicos y chicas con respecto al bullying? ¿qué hay detrás de todo eso? ¿qué puedes hacer como padre, madre o tutor para que tu hijo sea tolerante y así protegerle de ser agresor, víctima y testigo?

Hace ya algún tiempo, la siguiente frase ocupó más de un titular de periódico: “Siete de cada diez de las víctimas de ciberbullying son niñas”, según datos de un estudio de la fundación ANAR. Este no es un dato aislado, pues son muchos los estudios que encuentran diferencias en el acoso escolar relacionadas con el género. Otros estudios hacen referencia a que, en general, los alumnos implicados tienden a tener creencias sexistas. Pues bien, ¿qué hay detrás de todo esto? Es importante desengranar estos mecanismos, pues son la punta visible de un iceberg que, al igual que otras conductas machistas, se encuentra en el día a día de todos nosotros, como algo normalizado y habitual.

Antes de adentrarnos en el tema, es fundamental conocer qué son los estereotipos en general y los de género en particular, pues esto facilitará su comprensión. Se entienden por estereotipos a las ideas preconcebidas sobre un determinado grupo de personas. Por tanto, los estereotipos de género marcarían cómo deben ser y comportarse los hombres y las mujeres.

¿Cómo aprendemos a ser hombres y mujeres?

Los niños y los adolescentes están en un proceso de continuo aprendizaje. No asimilan únicamente lo que escuchan, también absorben la cultura a través de sus vivencias y las interacciones con su familia, amigos, escuela y medios de comunicación. Estos últimos, cada vez han ido adquiriendo más relevancia por el uso de las redes sociales que en muchas ocasiones reflejan estereotipos de género sexistas que pasan a ser normalizados por los adolescentes. Así, sin darse apenas cuenta, van aprendiendo, interiorizando y reproduciendo lo que espera la sociedad de ellos según su género: masculino o femenino. Asimilarán los estereotipos de género que, además, implican que las características atribuidas a los hombres son superiores a las de las mujeres..

Es importante conocer, que lo masculino y lo femenino varía según la cultura. Comportamientos que a nosotros nos pueden parecer poco habituales; como que los hombres lleven falda o que dos hombres paseen de la mano y se saluden con dos besos en la mejilla como muestra de su amistad, en otras culturas son comunes. Sin embargo, en nuestra cultura estas prácticas podrían considerarse femeninas. Por lo que podemos afirmar; que lo que se considera masculino y femenino se aprende y ha ido cambiando a lo largo de la historia.

Absorben la cultura a través de sus vivencias y las interacciones con su familia, amigos, escuela y medios de comunicación

Aprender a ser hombres y mujeres

No hay una manera única de ser hombre o mujer, cada persona es hombre o mujer a su manera.

Lo que sí que existe son patrones culturales que asocian determinados roles a lo masculino y otros a lo femenino. Estos patrones y estereotipos de género existentes en la sociedad actual tienen como consecuencia que los menores con diferente sexo reciban mensajes e interacciones de manera diferencial.

Algunos ejemplos de esta diferenciación son:

  • Regalar ropa rosa a las niñas y azul a los niños
  • Regalar un balón de fútbol a un chico y una cocinita a una chica
  • Pensar que los alumnos son mejores que las alumnas en matemáticas
  • Dedicar anuncios publicitarios para hombres al éxito; y los de la mujer a labores domésticas y a estar “guapa y atractiva”
  • Observar que la madre es la encargada de las tareas domésticas y el padre del jardín, etc.

Fíjense a su alrededor y podrán observar numerosas conductas como esas.

¿Influye el género en el bullying?

La idea sobre cómo debemos ser las mujeres y hombres construye la base sobre la que se justifican diversos comportamientos, entre otros, algunas situaciones de acoso escolar. ¿Por qué? Porque los menores, igual que el resto de la sociedad, considerarán:

  1. Masculino la agresividad, la fuerza, la valentía, la independencia, etc.
  2. Femenino la dependencia, la delicadeza, la belleza,  la sensibilidad, etc.

En el acoso escolar los estereotipos de género se reflejan de dos maneras distintas. En primer lugar, el bullying que ejercen los chicos y las chicas es diferente. Mientras que los chicos suelen agredir físicamente, las chicas ejercen normalmente una violencia más verbal y psicológica. Por otro lado, existen conductas de acoso escolar relacionadas directamente con el propio género.

Algunas personas hablan incluso de bullying de género, entendiéndolo como aquel en el que la víctima es acosada por su identidad, orientación sexual, expresión de género o alguna de sus características físicas. Es decir, en general, víctimas que se distancian de una manera u otra de la “norma” establecida para su sexo; (ej. chicas que juegan al fútbol, chicos que han llorado en público, etc.). Además, las víctimas de este tipo de bullying son, en mayor medida, chicas, independientemente del sexo del agresor.

¿Qué podemos hacer como padres?

Conocer los procesos que están detrás de las conductas de bullying y ciberbullying relacionadas con el género significa ser conscientes de una inmensa herramienta de cambio para que los adolescentes puedan desarrollarse en todas sus facetas.

Tomar conciencia de ello es el primer paso para modificar y evitar este tipo de acoso y otras conductas discriminatorias. ¿Cómo?

  • Habla frecuentemente con tus hijos sobre temas de su interés.
  • Muéstrate cercano, marcando a la vez unos límites claros.
  • Permite que tus hijos sean quienes quieran ser. No les juzgues por sus aficiones, gustos o capacidades, siempre que no hagan daño a los demás.
  • Dialoga e intenta educar en la igualdad, sirviendo como modelo de tus hijos.
  • Evita que vea contenido sexista en la televisión, revistas o internet no adecuado para su edad. Cuando vean este tipo de contenido dialoga sobre ello y lo que significa.

Estos consejos les ayudarán a desarrollar una mirada crítica y reflexiva que les permita tomar decisiones; ser asertivos y discernir qué tipo de comportamientos son los que consideran correctos. Del mismo modo también que logren saber decir que no y no se dejen llevar por la presión del grupo. Es importante educar a nuestros hijos en la tolerancia y el respeto.

FacebooktwitterFacebooktwitter
Alba Sánchez Sepúlveda

Alba Sánchez Sepúlveda

Graduada en Psicología, Máster en Psicología de la Educación, Máster de Formación de Profesorado de Secundaria (Orientación Educativa) y Especialista Universitario en Diseño, Gestión y Dirección de proyectos de b-learning y e-learning. Experiencia en intervención y asesoramiento educativo en educación formal y no formal. Psicóloga en el Programa Alerta Bullying de GINSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*