0

Quizá sea buen momento…

Quizá sea un buen momento para pensar que todo lo que está ocurriendo tiene mucho de positivo.Quizá sea buen momento para recuperar la calma, la tranquilidad y el contacto, las conversaciones alrededor del brasero y las largas sobremesas, los juegos de mesa y nuestra famosa lotería, la mímica y el escondite, las manualidades y los cuentos, las canciones infantiles y nuestra historia.

Quizá este sea un buen momento para reunirnos y jugar a los periodistas; preguntar a nuestros padres y/o madres cómo se conocieron, a qué jugaron, qué cuentos recuerdan y qué canciones cantaban.

Quizá sea un buen momento para recordar a nuestras abuelas y abuelos, revisar nuestras fotos y ponerles palabras, para recordar aquellas historias que nos contaron y que a nosotras se nos olvidó trasmitir, porque no teníamos tiempo para hacerlo o porque no supimos o quisimos buscarlo, estábamos más ocupadas haciendo otras cosas.

Quizá sea un buen momento para poder hablar de lo que nos apasiona, de lo que nos duele y de lo que añoramos.  De aquellas amigas y amigos que dejamos de ver y por qué no… de intentar retomar ese contacto.

Quizá sea un buen momento para pararnos y poner en valor a las personas que están a nuestro lado, para jugar a solo decirnos lo mejor, lo que admiramos y lo que siempre se nos quedó por decir.

Quizá todo lo que está ocurriendo tiene mucho de positivo, a nivel personal, aunque ahora no sepamos o no podamos verlo.

Quizá sea un buen momento para escribirnos y dejarnos notas debajo de la almohada, animándonos a superar estos momentos de confinamiento que, lejos de deprimirnos, nos pueden dar una oportunidad para conocernos y acercarnos más.

Quizá sea un buen momento para reunirnos y recordar a los ausentes y contarnos de a poquitos, lo que significaron y lo que nos aportaron, recuperando de esta forma nuestra historia.

Quizá sea un buen momento para recuperar aficiones, para sacar el baúl de los recuerdos y detenernos en él, para hacer palomitas y ver una película de las clásicas, de esas que son atemporales.

Quizá sea un buen momento para sostener nuestra soledad y hacernos amiga de ella y no volvernos locas con más actividades on line porque se nos hace cuesta arriba quedarnos paradas.

Quizá sea un buen momento para replantearnos nuestra vida y por qué no, revisar con quien la compartimos.

Quizá todo lo que está ocurriendo tiene mucho de positivo, a nivel personal, aunque ahora no sepamos o no podamos verlo.

Quizá sea un buen momento para reflexionarlo.

Programa Recurra-Ginso

FacebooktwitterFacebooktwitter
Avatar

Nines Bravo

Diplomada en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid. Formada en Psicodrama Socio-Educativo y experta en Eneagrama y terapeuta Gestalt. Trabaja en GINSO como Trabajadora Social en el programa Recurra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*