0

Rutinas escolares en casa en tiempos de confinamiento

Rutinas escolares en casa en tiempos de confinamientoHablando estos días con distintas familias, muchas de ellas transmiten su preocupación y cierto estrés por las rutinas escolares de sus hijos. Su sensación es de cierta desorganización, de mucho tiempo frente a las videoconsolas u otras pantallas y de un horario más propio de las vacaciones que de esta época del año.

No es una labor fácil y como siempre, tendremos que ser flexibles y atender a las circunstancias individuales y familiares, pero a continuación detallo algunas ideas para poder estructurar lo máximo posible su horario:

Esencial mantener un horario en el que levantarse por las mañanas.

La rutina debe ser similar a la que ellos tienen habitualmente, por lo que se pueden comenzar las tareas escolares en torno a las 9. Antes habrán desayunado, aseado y preparado para realizar las tareas. Rutinas

Este horario será más flexible los fines de semana entendiendo que no es tan necesario madrugar.

Elaborar un horario con las asignaturas y tareas.

Es importante que estructuren sus tareas, ver qué asignaturas tendrán ese día e intentar hacerlas en el mismo orden en el que se tienen. Rutinas

Si el niño es muy pequeño, habrá que ayudarle a que se organice, delimitándole más las tareas, con periodos de tiempo más cortos y ratos de descanso. Rutinas

Es buen momento para que los niños y adolescentes vayan siendo más autónomos. Además, habrá que explicarles cuales son los horarios de los padres y cuando pueden atenderle. Si son muy pequeños o necesitan mucha supervisión, se puede intentar alternar los cuidados de uno u otro progenitor (incluso puede echar una mano en algún momento los hermanos mayores).

Hacer un descanso a media mañana.

Es buen momento para cambiar de actividad, salir de la habitación, tomar aire, ir al aseo y aprovechar para comer algo.

Importante además que no se alargue demasiado ya que pueden perder la atención, por lo que no será beneficioso que acudan a ver el móvil. Puede ser idóneo, mostrarles nuestro interés por como va la mañana y como se encuentran.

Seguir después del descanso…

Los más mayores tendrán que seguir con su estudio, tareas, dudas al profesor… hasta la hora de la comida.

Los más pequeños, podrán hacer dibujos, lectura de cuentos, puzzles, juegos con plastilina… Se puede acompañar la actividad con música infantil.

La tarde es distinta.

Durante la tarde pueden realizarse otro tipo de actividades como ejercicios físicos, musicales, dibujo, artísticas, idiomas…

En la actualidad son numerosas las aplicaciones móviles y plataformas con un contenido atractivo y muy completo que facilitan la realización de estas actividades.

La tarde puede ser el momento y espacio idóneo para realizar las actividades en común, por ejemplo, ver una película en otro idioma, realizar una clase de baile online o alguna receta sencilla.

Dejarles tiempo libre.

Es importante que se aburran, que gestionen su tiempo libre y que decidan a que jugar o como entretenerse.

La situación que vivimos en la actualidad es una oportunidad fantástica para dejar tiempo a la imaginación, a la creatividad, a la fantasía… Disponen de ciertos recursos en el hogar y con ellos deben manejarse. Tal vez se le puede dar un uso distinto a ciertos materiales o una segunda vida a ese juego que hace años dejó de mostrarle interés.

Sin embargo, es importante que los padres mantengan en la medida de lo posible las mismas normas y límites que habitualmente imponen respecto a las nuevas tecnologías.

Sus responsabilidades.

Dejarles claro que, si no realizan su tarea, es su responsabilidad y no de los progenitores. Son ellos los que deberán ser evaluados por los maestros y las familias seguirán acordes a los criterios escolares.

Por último, darles y darnos permiso para que no todo salga según lo estipulado. Estamos todos viviendo una situación complicada donde lo importante es mantener la calma, la paciencia y hacer esfuerzos para vivir estos días de la mejor manera posible.

Buen momento para disfrutar de la familia.

Programa Recurra-Ginso

FacebooktwitterFacebooktwitter
Beatriz Urra González

Beatriz Urra González

Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid. Máster en Psicooncología por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Terapia Familiar y Pareja Sistémica por ITAD. Máster en Evaluación Psicológico-Forense y Penitenciaria por el Colegio Cardenal Cisneros (Universidad Complutense). Ha trabajado 3 años en el Gabinete Psicopedagógico Marta Valcárcel con evaluación, diagnóstico y tratamiento en niños y adolescentes. Desde Febrero de 2012 trabaja como psicóloga en recURRA en intervención individual, pareja, familiar y grupal. Imparte clases en el Máster de Psicología General Sanitaria y de Evaluación Psicológico-Forense y Penitenciaria del Cardenal Cisneros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*